dimarts, 15 de novembre de 2016

Poemario I: Donde quede Verona


Veré la luz en tus ojos
cuando dejen de caer lágrimas
y serán tal vez tus enojos
los que sientan las batallas
que interiormente imitas
tanto, que al final te las callas.


Veré la chispa en la llama
que tanto odio desprende
y seguiré siendo mi ama
ya que de ti no depende.


Romeo se creyó sabio
y dejó que sus ojos cesaran,
incluso dejó que Julieta callara,
en el sonido interno de sus batallas.


Regresemos al sueño que llama
y las luchas que nosotros dejemos,
en el despertar de tus ojos me haga su ama
ya que Verona nos queda lejos.





By Noemí Martínez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada