dimarts, 26 d’abril de 2016

Corre o permanece

''Corre. Corre. Quédate. Corre. Corre. Aléjate si quieres. Vete lejos de aquí. No te muevas. Permanece. Vete. Corre. Quédate. Aléjate y permanece. Vivo rodeada de órdenes que no me dejan elegir libremente, pero entonces alguien me pregunta ¿Qué prefieres? Alguien se ha detenido y en lugar de darme una orden, me ha dado a escoger. Me ha preguntado. ¿Qué quieres hacer? ¿Que qué quiero hacer? No lo sé. Quizá quedarme y permanecer. O correr. ¿Qué quieres hacer? Y vuelve a preguntar como si tuviese que contestar antes de que se agotase el tiempo. Decide rápido. ¿Qué sientes? ¿Que qué siento? Presión. Angustia. Miedo. ¿Miedo? Miedo no.

Vete. Corre. Quédate. Vete de aquí. No permanezcas. ¿Quién me da órdenes? No es una voz, ni una persona. Siempre he querido pensar eso pero no. Ya he descubierto quién me exige tanto. Ya sé quién es. Soy yo. ¿Qué elijo de entre todas mis propias órdenes? ¿Corro o me quedo? Mejor dicho, ¿Corro y abandono todo lo que tengo, o me quedo y abandono todo lo que podría tener? He encontrado respuesta. Tic. Tac. Piensa. Actúa. Corre. Quédate. Aléjate. Vete de aquí. Márchate. Ya está. Decidido.

Quédate o corre. Pero haz algo.''


By Noemí Martínez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada